Hacemos trabajar su dinero

 

Nos hemos acostumbrado a identificar los planes de pensiones con el sistema de ahorro ideal para la jubilación. Pero la realidad es que el mercado de productos financieros es mucho más amplio y hay más alternativas para ahorrar a largo plazo.

 

Tener un plan de pensión es mejor que no tener nada, pero en ocasiones está lejos de ser el producto de ahorro óptimo para el ahorrador medio.

 

Si los planes no son la única opción, qué otros productos de ahorro/inversión a largo plazo pueden ser recomendables. Es fácil pensar en los depósitos bancarios, pero tampoco son la mejor alternativa. Los depósitos son muy seguros, pero su rentabilidad es tan limitada.

 

Veamos alternativas a los planes de pensiones:

 

       1 - PPA o Plan de Previsión Asegurado

       2 - PIAS o Plan Individual de Ahorro Sistemático

       3 - Los Unit Linked

       4 - Fondos de inversión

       5 - Fondos indexados y ETFs

       6 - Acciones de bolsa

       7 - Y otras opciones a corto, medio y largo plazo, como sería la inversión en inmuebles (piso, parking, oficinas, apartamentos) o por ejemplo invertir en empresas de nueva creación, que aportan una gran rentabilidad con un riesgo bajo y además están apoyados por un muy buen trato fiscal.

 

Pida hora y le informaremos sin compromiso de las mejores opciones de inversión para complementar su pensión cuando llegue el momento de la jubilación.

 

Hablaremos de rentabilidad, de liquidez, de fiscalidad y de todo lo que usted necesite saber para tomar la mejor decisión.

 

Consulte nuestros artículos publicados para tener más información sobre este tema.

 

 

Empresa familiar y resto de bienes en el Impuesto de sucesiones

 

Las empresas familiares y la vivienda habitual disfrutan de interesantes incentivos en el Impuesto sobre Sucesiones. Pero ¿qué pasa con el resto de los bienes?

 

Si usted es titular de una empresa familiar, sabe que, en caso de herencia, sus hijos apenas pagarán Impuesto sobre Sucesiones por ella. Pero, además de la empresa y de su propia vivienda (cuya transmisión por herencia también está bonificada), dispone de cuatro inmuebles por los que, en caso de fallecimiento, sus herederos sí deberán tributar.

 

Si el número de inmuebles arrendados fuese más alto, podría contratar a una persona a jornada completa para gestionar el alquiler como actividad económica y disfrutar de los mismos incentivos que disfruta su empresa familiar. Sin embargo, como el número de inmuebles arrendados no es significativo, Hacienda no permite aplicar estos incentivos (ya que no queda justificada la actividad económica de gestión de alquiler) según sentencia DGT V3530-15.

 

Si usted tiene cuatro nietos, por ejemplo, puede legar un inmueble para cada uno de ellos, dejando a sus hijos la propia empresa familiar y el resto de la herencia (lo cual le permitirá cumplir también los mínimos que, en concepto de legítima, deba dejar a sus hijos según la normativa aplicable en su comunidad autónoma). Si reparte la herencia entre sus hijos y sus nietos, el coste del Impuesto sobre Sucesiones será inferior.

 

La reducción del Impuesto sobre Sucesiones se conseguirá por los siguientes motivos:

  1. En primer lugar, porque dicho impuesto tiene una tarifa progresiva (es decir, cuanto mayor es el valor de la herencia, mayor es el tipo impositivo aplicable). Por tanto, cuanto más repartida esté la herencia, menos patrimonio recibirá cada beneficiario, y el tipo impositivo aplicable también se reducirá.
  2. En segundo lugar, porque hay unos mínimos que no tributan y que se aplican individualmente a cada uno de los beneficiarios de la herencia. Por tanto, si hay más beneficiarios –sea como herederos o como legatarios– y todos ellos son descendientes –hijos y nietos–, se aplicará más veces dicho mínimo, y habrá una mayor parte de la herencia que no tributará.

Conclusión: Si reparte la herencia entre sus hijos y sus nietos, el coste del Impuesto sobre Sucesiones será inferior que si la deja íntegramente a sus hijos.

 

El trabajo desarrollado en el extranjero por sus trabajadores

Si en su empresa debe enviar a un empleado a trabajar al extranjero y si se cumplen ciertos requisitos, el trabajador podría ver reducida su tributación en el IRPF. Hay dos opciones.

 

EXPATRIADOS. Este régimen permite declarar  como exentas con un límite de 60.100 € al año la parte proporcional de la retribución anual que le correspondería por la duración del desplazamiento y la retribución específica que reciba dicho trabajador.

 

EXCESOS. En este caso los excesos que el empleado desplazado reciba sobre la retribución que habría obtenido de trabajar solamente en España gozan de una exención sin límite de cuantía en su IRPF.

 

Para optar por uno de estos dos sistemas no existe en la declaración de IRPF ninguna casilla a marcar, sólo debe reducirse la retención sobre las cantidades pagadas en concepto de retribución. Antes de actuar vea cual de las dos opciones es la mejor, pues después ya no se podrá optar por la otra opción. La elección de un sistema u otro sólo se pueden modificar dentro del plazo de la declaración de renta.

 

 

SEGUROS A ADMINISTRADORES Y PARA DIRECTIVOS

 

Las compañías de seguro comercializan pólizas que cubren la responsabilidad civil en la que pueden incurrir los Administradores y Directivos en el desempeño de su cargo. Estos seguros cubren el pago por indemnizaciones de daños y perjuicios causados a terceros y que puedan ser exigidos a estas personas por el cargo que desempeñan.

 

Las primas satisfechas por la empresa por estos seguros sin determinar a cada una de las personas de forma diferencial, NO constituyen una retribución en especie, por lo que los Administradores y Directivos no deben declarar ningún rendimiento en su IRPF por dichas pólizas, y la compañía aseguradora no debe efecturar ningún ingreso a cuenta.

 

Tenga presente que estos seguros también pueden cubrir las sancones que Hacienda pueda imponer a los Administradores.

 

¡ Nuestras NOTAS TECNICAS ¡

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Matching Place, S.L.